Pautas para hacer más agradable y mejorar las relaciones familiares

Como todos somos conocedores, actualmente estamos viviendo una fuerte crisis, ya no solo a nivel económico, sino también a nivel psicológico y social. Tras los últimos acontecimientos, la mayor parte de la sociedad nos encontramos confinados en casa, lo que supone un giro de 360 grados en nuestra rutina y hábitos que hemos venido desarrollando hasta el momento.

Nos encontramos en una situación complicada a nivel emocional y puede ser que muchos no sepan cómo afrontar esta situación, ya que no es para nada habitual en nuestras vidas y, además, supone un cambio en nuestra organización. Por ende, no sabemos cuánto tiempo se va a prolongar el confinamiento.

Por todo ello, desde Desenvolupa psicología en Gandía queremos ayudar os con todo lo que sea posible. Escribimos este post con el fin de poder ayudaros a sobrellevar esta situación de la mejor manera posible, mitigando así las consecuencias a nivel psicológicas derivadas de una situación de confinamiento como la que estamos viviendo. A continuación, proponemos unas pautas con el objetivo de mejorar la comunicación familiar y aprovechar la oportunidad que nos brinda la cuarentena para compartir tiempo con nuestros familiares.

Por lo tanto, os damos los siguientes consejos:

  1. Horario. Con horario nos referimos a que todos los componentes de la familia deben tener un horario y una rutina independientemente de que no vayan a salir a calle, ya que hay multitud de cosas que podemos hacer en casa para desarrollar nuestra mente.
  2. No hay que olvidar que ni lo niños ni los adolescentes son muebles, es decir, tiene manos y pies, con ello es muy importante que colaboren en las tareas de casa, siempre acompañados por un adulto. De esta forma fomentaremos un acercamiento con nuestros allegados y podremos compartir un rato agradable en el que compartir confidencias.
  3. Jugar a juegos de mesa. Son muy útiles para el desarrollo de las capacidades mentales y cognitivas de los niños.
  4. Respetar el espacio personal de cada uno. Esto es, no es necesario estar todo el tiempo con los demás, sino que también hay que aprovechar para dedicarnos tiempo a nosotros mismos.
  5. Aprender a debatir sobre distintos temas fomentando el respeto hacia las opiniones de los demás.
  6. Preguntar por los sentimientos y emociones de nuestros familiares para hacerles sentir parte de la familia, ya que pueden ser los más vulnerables en estos momentos.
  7. Hay que tener en cuenta que los niños o adolescentes pueden llegar a entender la situación actual, aunque a su manera y es muy importante que se les explique y que ellos cuenten su visión.

Con todo ello evitaremos conflictos y además conoceremos a nuestros familiares, ya que muchas veces nos absorbimos por la rutina y obviamos que ellos también necesitan nuestra atención y se merecen ser escuchados y atendidos.

Nos vemos pronto!!